91 744 47 19 info@cetm-madrid.es

El PSOE ha presentado esta mañana un documento con 370 propuestas que, bajo el título ‘Programa Común Progresista’, pretenden ser la base para permitir la conformación de un Gobierno.

Estas medidas, divididas en seis bloques que incluye Empleo digno y pensiones justas; Feminismo, lucha contra la desigualdad social y calidad democrática; Emergencia climática, transición ecológica de la economía, agricultura y pesca; Avance científico, tecnológico y transición digital; España abierta a Europa y al mundo y Estructura territorial, que se suponen avanzadas y orientadas hacia el desarrollo de un Estado del bienestar, no incluyen, como por desgracia suele ser habitual, ni una sola propuesta específica encaminada a mejorar la situación del transporte de mercancías por carretera, sector indispensable a la hora de hablar, precisamente, del Estado de bienestar, ya que nuestra actividad representa la columna vertebral sobre la que se asienta la sociedad, el comercio y la industria de nuestro país.

Por el contrario, este documento, además de incluir algunas medidas relativas a los emprendedores, los trabajadores autónomos, o en materia de reforma fiscal o de inversión en infraestructuras, que están directamente ligados a nuestra actividad, sí que incluye alguna propuesta que podría afectarnos negativamente, como la prohibición de venta de vehículos ligeros comerciales que produzcan emisiones directas de CO2, para 2040, sin que exista en estos momentos garantía alguna de que haya alternativas viables para entonces, o la creación de zonas de bajas emisiones en todos los municipios con más de 50.000 habitantes, que sin duda introducirán restricciones a la circulación que dificultarán el reparto urbano de mercancías, actividad en continuo crecimiento. 

En conclusión, una vez más, comprobamos con total indignación, como los sucesivos Gobiernos de España se olvidan, o solo se acuerdan para mal, de un sector determinante para el funcionamiento de la actividad económica, que se desarrolla gracias a nuestra capacidad para transportar mercancías, acercando a los consumidores los productos que necesita con eficiencia y regularidad. 

No es casual la importancia de nuestro sector, cuando el 85% de todo lo que se transporta se hace por carretera y en un camión. En términos de valor añadido bruto (VAB), la contribución del sector a la riqueza nacional se sitúa en el 2,73%, mientras que según la encuesta de población activa (EPA), los trabajadores de este sector se elevan hasta casi las 600.000 personas, lo que supone
aproximadamente el 3% del total de empleados en España.

La CETM no cesará en su empeño por que se reconozca al transporte de mercancías por carretera como un sector estratégico de la economía nacional, que debería contar con un ministerio propio, y desde ya mismo comenzaremos a reclamar la puesta en marcha de un paquete de medidas de carácter mercantil, fiscal, laboral, administrativo, sectorial, etc., que impulsen la actividad de un sector que, como ya hemos dicho, juega un papel clave como elemento dinamizador y motor de toda la actividad económica.

Estas medidas, que la CETM ya ha trasladado a todos los partidos políticos en varias ocasiones, deben estar encaminadas a conseguir un marco normativo menos complejo y más ágil, reforzar la capacidad negociadora del sector en el mercado, rebajar la presión fiscal, flexibilizar la actividad y promocionar la formación profesional e impulsar la unidad de mercado.

Entre dichas medidas, queremos destacar, por su especial importancia, las siguientes:

1. Aplicación de la cláusula de revisión del precio del gasóleo y el plazo de pago de las facturas obligatorio a 30 días, eliminando la posibilidad de pacto en contrario y estableciendo régimen sancionador.

2. Inclusión en el régimen de gasóleo profesional a todo el transporte profesional de mercancías sujeto a autorización de transporte y acortar la devolución del mismo a un mes.

3. No a la Euroviñeta: El Gobierno de España no debe adelantar ninguna decisión que suponga un aumento de la fiscalidad.

4. Mantenimiento de las ayudas para el abandono de la actividad y el desarrollo de la Formación profesional.

5. Reducción de la cotización por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de los conductores profesionales.

6. Mejora de las condiciones laborales de los conductores profesionales en lo relativo a la realización de las operaciones de carga y descarga y a la reducción de los tiempos de espera.

7. Coordinación de los diferentes planes de movilidad.

8. Elaboración y desarrollo de un plan para la construcción de áreas de descanso seguras y adecuadas en toda la red viaria.